Noticias

Clubes Juveniles en Nicaragua se Suman a la Prevención del Embarazo Adolescente

11 Abril 2017
Los adolescentes integrados en los clubes se convierten en agentes multiplicadores que ayudan a otros adolescentes en sus escuelas, barrios y comunidades.

CHINANDENGA, Nicaragua - Joel Mejía, es un joven del municipio de Chinandenga, en el área occidental del país, donde se encuentran dos de los ingenios azucareros más grandes de Nicaragua. En su pueblo se han puesto de moda los Clubs de Jóvenes, organizados para ayudar a los adolescentes a conocer mejor sus cuerpos y tomar decisiones acertadas para sus vidas.

“Hablamos sobre salud sexual y reproductiva, sobre cómo evitar un embarazo a temprana edad, el uso correcto del condón y sobre los anticonceptivos,” señala Mejía .

Estos “clubs” son promovidos por PROFAMILIA, una organización que ha trabajado de la mano con el Fondo de Población de las Naciones Unidas desde hace nueve años en el fortalecimiento de capacidades en materia servicios de salud amigables para adolescentes y jóvenes.

La organización tiene incidencia en varios municipios del país con más de 200 adolescentes y jóvenes como miembros activos de los “clubs”, y son los mismos adolescentes quienes propician oportunidades para reunirse a conversar entre ellos e informarse sobre temas enfocados en la prevención del embarazo en adolescentes, la salud sexual y reproductiva, el amor romántico, el proyecto de vida y otros temas de interés de adolescentes y jóvenes como alternativa para prevenir un embarazo prematuro y/o infecciones de transmisión sexual.

“Una amistad del barrio que asistía a esas charlas me pidió el favor que la acompañara. Esa primera vez que fui, me gustó y continué asistiendo” relata Dominga Centeno, del municipio de Chinandega.

Los adolescentes integrados en los clubes se convierten en agentes multiplicadores que ayudan a otros adolescentes en sus escuelas, barrios y comunidades.

De acuerdo, a Miriam Álvarez, Directora Ejecutiva de PROFAMILIA, los Clubs de Jóvenes están formados desde hace 15 años. “El UNFPA ha tenido una alianza con PROFAMILIA desde 2008, la cual nos ha permitido replicar, capacitar y enseñar a estos jóvenes en los diferentes períodos”.

Una visión a largo plazo con resultados inmediatos

En Nicaragua existe una población de más de 1.8 millones de adolescentes y jóvenes, entre 15 y 29 años de edad,  lo cual hace de la inversión en la adolescencia y juventud una de las acciones más acertadas que el país está emprendiendo.

Según el Estado de la Población Mundial, es necesario realizar una gran inversión, especialmente en las y los jóvenes para aprovechar las oportunidades que surgen con la mayor generación de adolescentes en la historia de la humanidad. La inversión en las adolescentes debe reflejarse en la creación de oportunidades, para mejorar su salud, bienestar y capital humano.

Prueba del impacto que han tenido iniciativas como las que llevan adelante PROFAMILIA, el Ministerio de Salud y el UNFPA son las cifras más recientes que reflejan que el consumo de anticonceptivos aumentó en un 95% en el 2016 con respecto al año 2015.  

Otro dato importante es que las cifras oficiales evidencian que la razón principal de la atención de la salud del adolescente fue la planificación familiar, los datos muestran la contribución a la reducción del embarazo en adolescentes y la prevención del VIH.

Álvarez, indica que la cooperación de UNFPA ha sido clave, ya que les ha permitido hacer intervenciones sobre educación en las cuales los adolescentes y jóvenes han sido replicadores de la información que se les brinda.

El año pasado, UNFPA elaboró junto a la Asamblea Nacional de la República de Nicaragua en un estudio cuyo foco de análisis son las uniones a temprana edad. El estudio señala que eliminar barreras que obstaculizan el desarrollo de las adolescentes, tales como las uniones a temprana edad y el embarazo, son imprescindibles para poder aprovechar las oportunidades que la vida les presente.

La evidencia que se ha producido dentro de los programas realizados por UNFPA junto a socios estratégicos como PROFAMILIA en Nicaragua, demuestra que factores como el tener acceso a información de salud sexual y reproductiva, la educación integral de la sexualidad, el desarrollo de habilidades para la vida son clave para responder a los esfuerzos que las instituciones y organizaciones nacionales realizan a favor del desarrollo integral en adolescentes.

El estudio revela que entre 2001 y 2006 se incrementó de forma importante la incidencia de las relaciones sexuales antes de los 18 años, produciéndose luego un leve descenso en el período comprendido entre 2006 y 2011. Este incremento se refleja de manera diferenciada en los distintos subgrupos de edad con crecimiento importante entre las más jóvenes; en particular la evolución en el grupo de menores de 15 años debe ser objeto de análisis de las y los tomadores de decisiones y comunidad nacional. Estos datos indican que una necesidad clave es reforzar la educación sexual adecuada a cada edad, dentro y fuera de la escuela. 

En el 2014, el UNFPA brindó asistencia técnica en la realización del Diplomado en Salud Sexual y Reproductiva en la Adolescencia. En ese Diplomado, se formaron alrededor de 30 profesionales de distintas instituciones y organizaciones nacionales, incluyendo personal de PROFAMILIA, quienes replicaron sus conocimientos en los distintos clubs en el país.

“Los jóvenes salen tan motivados de las charlas que algunos han tenido la iniciativa de tomar el Diplomados para profundizar en temas de salud sexual y reproductiva. Cuando culminan, son capaces de compartir estos conocimientos con sus familiares y amigos, lo que les ha permitido tomar decisiones correctas a la hora de iniciar una relación sexual o tener un noviazgo,” señala Álvarez. “Todas estas acciones han permitido colaborar indirectamente para reducir la tasa de embarazos en adolescentes en el país,” asegura la Directora Ejecutiva de PROFAMILIA.

Apostándole al talento y a la innovación para prepararse para la vida

Yerlin Baca, Promotora del Club de Jóvenes de Chinandega afirma que la experiencia de sus más de 10 años como promotora en los temas le ha demostrado que “un joven al que le hables sobre métodos anticonceptivos, es un joven que va a estar preparado al momento de decidir cuándo es el momento más indicado para tener relaciones sexuales y qué debe hacer para evitar un embarazo que no está planificado en su vida”.

“Somos un punto de referencia ya que los jóvenes saben que en el Club existe un centro de información y que también hay otros chicos como ellos que manejan información actualizada y científica sobre salud sexual y reproductiva con quien pueden conversar sobre sus inquietudes,” menciona Yerlin.

La iniciativa que se está desarrollando este año consiste en extender las visitas de casa en casa para que también los padres de familia nos apoyen porque hay adolescentes que no los dejan ir, a veces sólo llegan una vez y después cuando se enteran de los temas que abordamos, les dicen que no porque van a querer experimentar cosas” comenta Ariela.

Para los próximos años, PROFAMILIA tiene proyectado continuar expandiendo su rango de atención, con énfasis en la  educación integral de la sexualidad, incorporando componentes innovadores de comunicación digital, como una herramienta clave para que los adolescentes y jóvenes reciban información actualizada y adaptada a sus necesidades.

 

Más Destacados