Noticias

Juventud de América Latina y el Caribe le Apuesta a la Construcción de Propuestas de Paz y Seguridad

30 Mayo 2017
A lo largo del evento se identificarán los retos que enfrenta la juventud con el objetivo de generar mecanismos alternativos para abordarlos y a su vez, le permitan contribuir a la construcción de propuestas sustantivas que pueden ser claves para la implementación de la Resolución 2250 en la región.

Ciudad de Panamá, PANAMÁ -  Nunca antes había habido tantos jóvenes. Es poco probable que vuelva a existir semejante potencial de progreso económico y social. Se estima que la población joven en América Latina y el Caribe es cercana a los 160 millones de personas.

Los principales desafíos que enfrenta la juventud en la región se centra en los temas de seguridad, equidad y gobernabilidad, aspectos fundamentales para poder avanzar hacia una paz sostenible.

Dentro de ese contexto, sesenta y tres jóvenes de diferentes países de la región se encuentran participando de la Consulta Juventud, Paz y Seguridad que se está llevando a cabo en la Ciudad de Panamá. 

“Cuando tenía 15 años, perdí a mi padre a manos del crimen y la violencia,” señala Tawana Collins, de St. Kitts and Nevis. “Eso fue un llamado de atención para mí y por eso he decidido tomar un rol practivo, para marcar la diferencia.”

“Apenas regrese a mi país voy a transmitirles a los jóvenes todo lo que se está dando en esta Consulta. Me preocupa el daño que la violencia le está haciendo a nuestros países y nuestro mundo,” señala Tawana.

 

La Consulta busca construir propuestas desde una mirada de paz y seguridad humana que contemple una amplia participación juvenil, con acciones concretas que vayan encaminadas al cumplimiento de la Agenda 2030.

Ricardo Coñoepán, de Chile, considera que la paz no puede entenderse solamente como la ausencia de conflicto. “Tiene que entenderse como un fenómeno multidimensional que tiene que ver con el ejercicio pleno de los derechos de todas las personas," indica el joven participante.

Georgeanela Mata Castillo, joven costarricense, coincide en que lo más importante es que cada persona sea reconocida como sujeto de derechos humanos. Para ella es importante que las personas sean educadas en un sentido de respeto y tolerancia, con miras a buscar la paz.

“Mi motivación es poder construir junto a otros jóvenes de la región una propuesta de nuevas oportunidades y aprovechar este espacio de incidencia para mejorar la calidad de vida de todas las personas,” señala Georgeanela.

Algunas propuestas de los jóvenes contemplan el uso de nuevas tecnologías y el arte para promover una cultura de paz y seguridad en la región.

Según Heidy Ordoñez, de Mixco, Guatemala, hay que reconocer que hay muchos espacios e iniciativas que se están moviendo desde las juventudes. "Hay mucha innovación y mucha creatividad, pero lo que se necesita es articulación, ya que muchas de estas iniciativas están dispersas". Heidy se ha especializado en el tema de arte comunitario, justamente para poder ayudar a jóvenes que han crecido con menos oportunidades, a expresarse y ser parte del cambio que quieren ver en sus barrios.

Entre las temáticas que están siendo abordadas en la Consulta figuran: perspectivas de la juventud sobre “paz y seguridad; actividades e iniciativas lideradas por la juventud para la paz y la seguridad en la región de América Latina y el Caribe; oportunidades, factores y retos frente a la participación de las y los jóvenes en las agendas de paz y seguridad; y cerrarán con recomendaciones de los jóvenes para la agenda de Juventud, Paz y Seguridad.

La transformación de la desigualdad en la región
 

Las desigualdades que existen en los países de América Latina y el Caribe se traducen en exclusión y marginalización de personas jóvenes. A pesar de que ha existido una mejora en los indicadores económicos, educativos y de salud, estos avances siguen lejos de ser universales y las brechas inter e intra generacionales se profundizan.

Tatiana Lustig tiene 23 años de edad, y durante su adolescencia vivió en un hogar de cuidados para menores en Argentina. Tatiana trabaja junto a Florencia Rodríguez, de 25 años de edad, por la protección de los derechos de los jóvenes en su país.

Además de las condiciones que enfrentan quienes viven en hogares de cuidado al alcanzar la mayoría de edad, Tatiana y Florencia coinciden en que los retos de la juventud en Argentina también residen en el ejercicio pleno de sus derechos, en las desigualdades que hay entre jóvenes de distintos sectores sociales, y los obstáculos que esto representa para una sociedad que vive realmente en condiciones de paz.

Para Florencia, “Paz es que se garanticen los derechos, y no es algo que viene sucediendo; en mi caso, cuando me tuve que ir del hogar, no me preguntaron si estaba preparada, no se me acompañó, no se hizo un trabajo previo, entonces me obligaron directamente a irme y encarar la vida adulta fuera del hogar".

“Para mí paz va relacionado con tranquilidad, y esa tranquilidad es estar preparado, no sentirse solo, tener seguridad, un techo, un trabajo estable; paz también es poder estudiar, y estudiar y trabajar de lo que quiero”, comenta Tatiana.

“Por eso es tan importante estar aquí, implementando la Resolución 2250 del Consejo de Seguridad, porque es real, es verdadero que no están escuchando a las personas jóvenes, y eso es lo que queremos decirle a otros jóvenes, que también pueden ser actores de cambio,” indica Lustig.

En el caso de Heidy Ordoñez, "la paz es salir de casa, ir a trabajar, volver y recibir un abrazo de mi mamá. Saber que pude regresar, sin ser violada o asaltada. La paz es el conjunto de esas cosas pequeñas que se logran conseguir en medio de tanto caos". 

La joven guatemalteca agrega que "La paz es un estado natural pero muy vulnerable. En cualquier momento se puede cruzar esa línea de paz y ni siquiera te das cuenta. Hablar de una paz total es muy difícil y muy subjetiva. Lo que a mí me proporciona paz, no necesariamente te la dé a ti. Si hay 7 millones de habitantes, hay 7 millones de definiciones de paz y formas de hacer paz".

Desde una óptica propositiva, Heidy considera que una forma de construir la paz es entendiendo las diversidades. "Debemos tratar de entender a los demás y el contexto que tiene cada persona. Yo creo que cada país va a lograr la paz a su propio ritmo. En todos los países tenemos cosas que superar y empezar a reconstruir ese tejido que a lo largo de nuestra historia colectiva, se rompió".
 

 

Texto, Fotos y Video: Guadalupe Valdés, Eric Quintero y Miguel Trancozo.
 

Más Destacados

Únete a la conversación! Sigue los Hashtags #Youth4Peace y #JuventudYPaz en Twitter!