Feature Story

Campaña lleva Condones, Pruebas de VIH y Abrazos a las Olimpiadas

23 Agosto 2016
La campaña #EuAbraço es una manera sencilla y divertida de compartir valores tales como el respeto, la igualdad y la no discriminación, que son fundamentales para la promoción de los derechos humanos.

RIO DE JANEIRO, Brasil –  Los Juegos Olímpicos representan una oportunidad única para que los países promuevan la diversidad, la camaradería y la unidad. Y son precisamente estos los valores que inspiraron el logotipo de los Juegos Olímpicos celebrados este año: un círculo que representa a tres personas tomadas de las manos. El ícono evoca la hospitalidad de Rio de Janeiro, el anfitrión olímpico de este año, y “extiende un abrazo cálido y amistoso” al mundo entero, de acuerdo con los organizadores de los Juegos.

Lea la nota en inglés.

Estos valores también inspiraron la campaña #EuAbraço, una iniciativa de salud pública masiva dirigida a  los espectadores, aficionados y atletas de los Juegos Olímpicos que incluye la distribución de condones, información sobre salud sexual y reproductiva, pruebas de VIH, información sobre derechos humanos y mensajes sobre tolerancia y unidad.

El 4 de agosto pasado, la campaña #EuAbraço dio inicio a la distribución de más de medio millón de condones masculinos y femeninos, además de folletos que abordan temas tales como los derechos humanos, la importancia de poner fin al racismo y la violencia de género, la prevención de infecciones de transmisión sexual, incluido el VIH, y la prevención del Zika. También se están difundiendo los números telefónicos oficiales para la denuncia de casos de violencia de género y explotación sexual.

La campaña #EuAbraço también incluyó el lanzamiento del “abrazómetro”, una plataforma en línea que permite a los participantes subir fotos de ellos mismos abrazando a otras personas.

Un voluntario de la campaña, un líder juvenil que vive con VIH, afirma que el mensaje de amistad, diversidad y no discriminación de la iniciativa ayudará a reducir el estigma y el prejuicio que las personas con VIH deben enfrentar.

“Yo creo que esos abrazos pueden hacer posible lo imposible”, comentó.

Las actividades de la campaña continuarán durante los Juegos Paralímpicos, que concluirán el 18 de septiembre.

Respondiendo a necesidades insatisfechas

Las poblaciones marginadas del Brasil son altamente vulnerables a la discriminación, la pobreza y las enfermedades, incluidos el VIH y el Zika. También tienden a tener un menor acceso a servicios de salud reproductiva que podrían ayudarles a prevenir y tratar estas enfermedades.

“Estos grupos requieren de acciones muy puntuales, de modo que puedan ejercer sus derechos humanos, especialmente sus derechos reproductivos”, añadió Jaime Nadal, representante del UNFPA en el Brasil.

La campaña –una iniciativa lanzada por el UNFPA, el Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/SIDA (ONUSIDA), el Ministerio de Salud del Brasil, la Unión Europea y otras contrapartes– tiene como objetivo aprovechar el espíritu de las Olímpiadas para llegar a estas poblaciones con servicios de atención a la salud e información esenciales. 

Sus actividades se han enfocado de manera particular a lugares de concentración masiva, incluyendo los llamados sitios “en vivo”, en donde se han instalado pantallas gigantes para transmitir los diferentes eventos olímpicos, que atraen a un gran número de espectadores. En Salvador, Bahia, un autobús adaptado proporcionado por la administración municipal está ofreciendo condones, pruebas de VIH e información sobre salud sexual y reproductiva. También se han ofrecido pruebas de VIH en Rio.

Adicionalmente, el Ministerio de Salud y el Comité Olímpico Brasileño han instalado máquinas expendedoras de condones en la Villa Olímpica y se encuentran distribuyendo una cantidad récord de condones entre los atletas.

Promoviendo la diversidad

El “abrazómetro” –que ahora se encuentra disponible en línea en portugués, español y francés– está ayudando a promover estas actividades y los valores fundamentales de los Juegos Olímpicos. En su sitio web se lleva un registro de la distancia representada por los brazos extendidos de cada una de las personas que se abrazan, sumando la distancia total cubierta por los participantes para alcanzar el objetivo simbólico de un abrazo colectivo.

“La idea se inspiró en el principio número 6 de la Carta Olímpica, que es precisamente el principio de la no discriminación”, afirma Georgiana Braga-Orillard, la Directora de País de ONUSIDA para el Brasil. “Queremos usar el gesto del abrazo para enviar un mensaje muy positivo precisamente en este momento, durante los juegos, de modo que las personas también se vuelvan más receptivas al concepto de diversidad y a aquellas personas más vulnerables al VIH/SIDA”.

“La campaña #EuAbraço es una manera sencilla y divertida de compartir valores tales como el respeto, la igualdad y la no discriminación, que son fundamentales para la promoción de los derechos humanos”, afirmó el Sr. Nadal. También es una manera de “atraer una atención especial a la salud sexual y reproductiva, además de promover la prevención del VIH, las ETS y ahora el virus del Zika, que también es transmitido por la vía sexual”.

Texto y Fotos: Ulisses Bigaton