Noticias

La Inversión en Partería Puede Salvar Millones de Vidas de Mujeres y Recién Nacidos.

3 Junio 2014
Estas jóvenes de la comunidad de Chivarreto, en Guatemala, se preparan como parteras universitarias interculturales, dentro de los departamentos del país que reportan mayor número de muerte materna, menor uso de métodos de planificación familiar, altas tasas de embarazo en adolescentes y otros fenómenos que ponen en riesgo la salud de las mujeres.
PRAGA, REPÚBLICA CHECA (3 de junio de 2014) – Un informe publicado hoy por UNFPA, el Fondo de Población de las Naciones Unidas junto con la Confederación Internacional de Matronas (ICM), la Organización Mundial de la Salud (OMS) y aliados revela que los principales déficits en el personal de partería ocurren en 73 países donde estos servicios se necesitan con mayor urgencia. El informe recomienda nuevas estrategias para hacer frente a estos déficits y salvar millones de vidas de mujeres y recién nacidos.
 
Los 73 países africanos, asiáticos y latinoamericanos representados en el Estado de la Partería en el Mundo 2014: Hacia el Acceso Universal a la Salud – Un Derecho de la Mujer sufren el 96 por ciento de la carga global de muertes maternas, 91 por ciento de mortinatos y 93 por ciento de muertes neonatales, pero solo cuentan con el 42 por ciento de las parteras, enfermeros y médicos en el mundo. El informe exhorta a los países a invertir en la educación y capacitación en partería para contribuir a reducir las evidentes deficiencias que existen. Las inversiones en la educación y capacitación en partería, según estándares acordados internacionalmente, pueden producir (como lo demuestra un estudio de Bangladesh) un retorno de 1,600 por ciento en inversiones.
 
“Las parteras pueden hacer enormes aportes a la salud de las madres y recién nacidos y al bienestar de comunidades enteras. El acceso a la atención de salud de calidad es un derecho humano básico. Una mayor inversión en la partería es un factor clave para hacer de este derecho una realidad en beneficio de las mujeres en cualquier parte del mundo”, manifestó el Dr. Babatunde Osotimehin, Director Ejecutivo, UNFPA.
 
Las parteras ocupan un rol crucial en el logro de los Objetivos de Desarrrollo del Milenio (ODM) 4 (disminuir la mortalidad infantil) y 5 (aumentar la salud materna). Cuando las parteras reciben educación cumpliendo con las normas internacionales y dentro de un sistema de salud plenamente funcional, pueden prestar cerca del 90 por ciento de los cuidados esenciales a las mujeres y recién nacidos y pueden potencialmente reducir las muertes maternas y neonatales en dos tercios. A pesar de una firme disminución en la mortalidad materna en los 73 países abarcados en el informe (que cae un 3 por ciento anualmente desde 1990) y las muertes neonatales (que cae un 1,9 por ciento por año desde 1990), estos países deben hacer más para tratar la grave carencia de atención de partería.
 
“Las parteras son fundamentales para los cuidados de partería y las vidas de las mujeres y bebés recién nacidos. El informe precede a la serie especial sobre partería de la revista Lancet, que junto con el informe, ofrecerá la evidencia para guiar a todos los encargados de la formulación de políticas en su búsqueda por poner fin a las muertes maternas y neonatales prevenibles”, dijo Frances Day-Stirk, Presidenta, ICM.
 
El informe, presentado en el 30° Congreso Trienal de la ICM en Praga, República Checa, destaca el progreso logrado desde el informe inaugural del 2011 y las soluciones a las barreras definidas en cuatro áreas claves: disponibilidad, accesibilidad, aceptabilidad y calidad de los servicios de partería: Varios países han fortalecido eficazmente sus servicios de partería y mejorado el acceso: Cerca de la mitad (45 por ciento) de los 73 países han implementado medidas para retener a las parteras en áreas remotas y 28 por ciento está incrementando el reclutamiento y despliegue de parteras, mientras que el 20 por ciento ha implementado nuevos códigos de la práctica de partería y 71 por ciento ha mejorado la recopilación de información permitiendo que los países puedan hacer frente a la escasez de parteras y a los estándares educativos.
 
A pesar del progreso logrado, algunas desigualdades como la falta de acceso a los servicios y la pobreza han aumentado dentro y entre los países. Todavía no hay suficientes parteras con educación apropiada que apoyen la salud de las mujeres y recién nacidos, y esto contribuye a cientos de miles de muertes anuales prevenibles. Actualmente, solo 22 por ciento de los países tienen suficientes parteras que pueden proporcionar intervenciones dirigidas a salvar vidas para satisfacer las necesidades de las mujeres y recién nacidos, lo que deja a más de tres cuartas partes (78 por ciento) de los países con una grave escasez en los cuidados adecuados. A menos de que se adopten medidas urgentes, la brecha en los recursos fundamentales e infraestructuras, aumentará a medida que crece la población.
 
El informe de 2014 incluye recomendaciones para reducir estas brechas y garantizar que todas las mujeres tengan acceso a los servicios de salud sexual, reproductiva, materna y neonatal. Estas recomendaciones incluyen temas como la atención preventiva y de apoyo por parte del equipo de colaboración de partería, el acceso inmediato a los servicios de emergencia cuando sea necesario y la finalización de la educación post secundaria. Desde una perspectiva más amplia, las mujeres deben postergar el matrimonio, tener acceso a una nutrición saludable y recibir cuatro visitas de cuidado prenatal.
 
“Este informe, como el ‘Every Newborn Action Plan’ adoptado recientemente por la Asamblea Mundial de la Salud, establece un claro camino hacia adelante. Ambos procuran alentar a los gobiernos a asignar los recursos pertinentes a servicios médicos maternos y neonatales dentro de los planes del sector de la salud nacional. Esto debería incluir fondos para la educación y retención de parteras. Seguiremos apoyando a los países a desarrollar y fortalecer sus servicios de partería como intervención fundamental para salvar las vidas de mujeres y recién nacidos”, afirmó la Dr. Flavia Bustreo, Directora General Auxiliar de la OMS para la salud de las familias, mujeres y niños.
 
Otros Recursos
 
Contactos:
Lothar Mkulla, mikulla@unfpa.org, + 1 212 297 2629
Alvaro Serrano, serrano@unfpa.org +507 305-5549 ext. 30149 (oficina), +507 6561-8183 (celular)