Preparación y Respuesta ante Crisis Humanitarias

Salvaguardando la vida y la dignidad de las personas en momentos de crisis 

Cuando ocurre una emergencia, la vida puede cambiar en un instante. Conflictos, violencia o desastres generados por eventos naturales pueden destruir hogares y poner en peligro la vida de miles de personas, obligándolas a huir en busca de lugares más seguros. En cuestión de minutos, un ser humano puede encontrarse desprovisto de sus necesidades más básicas en la vida, como vivienda, agua, alimentos, ropa, suministros básicos de higiene o medicamentos.

Salvaguardando la vida y la dignidad de las personas en momentos de crisis 

Cuando ocurre una emergencia, la vida puede cambiar en un instante. Conflictos, violencia o desastres generados por eventos naturales pueden destruir hogares y poner en peligro la vida de miles de personas, obligándolas a huir en busca de lugares más seguros. En cuestión de minutos, un ser humano puede encontrarse desprovisto de sus necesidades más básicas en la vida, como vivienda, agua, alimentos, ropa, suministros básicos de higiene o medicamentos.

Durante estas situaciones, se dificulta el acceso a servicios de salud, ya que los mismos quedan dañados, destruidos o se vuelven inaccesibles; las muertes maternas y la violencia sexual aumentan y los servicios de salud reproductiva, incluyendo la atención durante el embarazo y el parto, escasean.

En la actualidad, existen más  de 51 millones de personas desplazadas forzosamente en el mundo, a consecuencia de la persecución, los conflictos, la violencia generalizada o las violaciones de derechos humanos. Casi la mitad de esas personas son mujeres y niñas.

Aproximadamente el 80% de la población en América Latina y el Caribe vive en zonas urbanas y periurbanas, y al menos el 75% de la población vive en zonas de alto riesgo. Los desastres aumentan la vulnerabilidad social y exacerban las desigualdades existentes, más aún en contextos de pobreza y exclusión.

Nuestro Desafío

En momentos de crisis humanitarias, el Fondo de Población de las Naciones Unidas, UNFPA,  tiene un rol crucial para implementar, de manera rápida y eficaz, medidas que permitan salvaguardar la vida de las personas afectadas, enfocando su atención hacia los grupos más vulnerables, principalmente las mujeres y niñas adolescentes.

Los países de Latinoamérica y el Caribe enfrentan importantes desafíos en los momentos de crisis humanitarias. En este contexto, resulta indispensable desarrollar estrategias de colaboración que permitan una mejor preparación y respuesta para una adecuada y oportuna asistencia que incorpore las necesidades básicas de mujeres, jóvenes y adolescentes.

Nuestra Respuesta en Momentos de Crisis

El UNFPA forma parte del grupo de agencias de las Naciones Unidas, que al declararse un estado de emergencia, entran en acción, formando una red de respuesta humanitaria, cuyo objetivo es trabajar de la mano para llevar asistencia a aquellos que se encuentran en condiciones de mayor vulnerabilidad. UNFPA forma parte del Comité Permanente Interinstitucional (IASC), y trabaja dentro de la Agenda TransformativaLa respuesta humanitaria del UNFPA a situaciones de emergencia que se producen en América Latina y el Caribe consiste en:

Servicios mínimos de salud sexual y reproductiva
Frente a una situación de desastre, las mujeres siguen quedando embarazadas y dando a luz. Durante las emergencias, el UNFPA contribuye a mejorar todos los aspectos relacionados a la salud materna, proteger a las mujeres, niñas y adolescentes contra la violencia sexual y prevenir las infecciones de transmisión sexual, incluyendo el VIH.

Proporcionar respuestas a las necesidades básicas en contextos de emergencia 
Brindar el apoyo a los países de la región, a fin de que fortalezcan las capacidades y mecanismos para garantizar la seguridad y salud, en especial, mujeres, adolescentes y jóvenes; así mismo, el UNFPA entrega kits que son culturalmente sensibles, diseñados en conjunto con las comunidades afectadas, principalmente las mujeres, para salvaguardar y proteger su dignidad y dar cobertura a sus necesidades básicas tras una emergencia. 

Trabajar con los y las Jóvenes y Adolescentes
La juventud también es afectada por las emergencias de forma diferenciada. La falta de protección y apoyo familiar y comunitario, hace que la juventud se vuelva más vulnerable a la violencia, abuso sexual y explotación, así como a infecciones de transmisión sexual y el VIH.  El UNFPA colabora a direccionar las necesidades específicas de los y las jóvenes en crisis y establece alianzas para involucrarlos en respuesta a emergencias.

El UNFPA, conjuntamente con otras organizaciones del sistema de las Naciones Unidas, instituciones gubernamentales y ONGs, desarrolla programas, planes y procedimientos que permiten garantizar la preparación y asistencia humanitaria a fin de que se garantice la salud sexual y reproductiva, la protección ante la violencia de género y violencia sexual y que se cuente con las capacidades para el manejo de datos sociodemográficos en emergencias.

Otros Recursos

Con el fin de ampliar el alcance de la estrategia de respuesta humanitaria del Fondo de Población de las Naciones Unidas, ponemos a disposición una serie de documentos y materiales de apoyo alusivos a la región de América Latina y el Caribe.