Noticias

Panamá fue la sede de la XIII Conferencia de Mujeres Afrocentroamericanas y de la Diáspora

30 Septiembre 2019

Ciudad de Panamá.  Cerca de 80 mujeres afrodescendientes de Honduras, El Salvador, Nicaragua, Panamá, Costa Rica, Guatemala, Belice, República Dominicana, Estados Unidos y Brasil se dieron cita del 19 al 22 de septiembre en Panamá para consolidar un espacio de diálogo, empoderamiento e incidencia que permitiera dar una mirada a los compromisos que tienen los Estados con las mujeres afrocentroamericanas, los avances en el ejercicio de sus derechos y los desafíos persistentes.

El evento, realizado por la Organización Negra Centroamericana (ONECA), con el apoyo de la Oficina en Panamá del Fondo de Población de Naciones Unidas (UNFPA), fue un encuentro que permitió a las diversas voces locales contar con un espacio para llevar las necesidades, prioridades, sentires e intereses de la población afrocentroamericana y de la diáspora hasta la agenda internacional.

Así lo enfatiza Johana Bermúdez, diputada hondureña: “Este tipo de espacios ayudan a consolidar discusiones del más alto nivel sobre los desafíos, las propuestas e ideas para llevar a la política pública. Esos son los escenarios donde debemos visibilizar a las mujeres afrodescendientes. Ahí es donde su voz debe ser escuchada para superar las brechas de inequidad y discriminación que por tantos años hemos enfrentado”.

Para José Manuel Pérez, Representante Auxiliar de UNFPA en Panamá, la conferencia de ONECA tiene un gran valor en la medida en que recoge las voces locales para que sean escuchadas en un foro global como la próxima Cumbre de Nairobi, un evento donde los países estarán reafirmando los compromisos realizados hace 25 años en la Conferencia Internacional de Población y Desarrollo del Cairo”, anota.

 

ESPACIO DE CRECIMIENTO Y EMPODERAMIENTO

Desde hace 15 años cuando se celebró la primera conferencia de ONECA en Puerto Barrios Izabal, en Guatemala este ha sido un espacio de educación continuada para las mujeres afrodescendientes, así como un lugar abierto de discusión, presencia de expertas y un crisol de propuestas e ideas para la acción de las mujeres líderes.

En este formato, las conferencias han contribuido a temas determinantes para el desarrollo de la región como gobernabilidad, economía y empoderamiento, así como para el desarrollo de ideas y acciones concretas que nacen de las mujeres para las mujeres, lo que multiplica su impacto, así lo confirma Mirtha Colón presidenta de ONECA.

La conferencia ha sido semillero para redes de apoyo en distintos países de la región. Un caso llamativo es el de “Las Divas” un grupo que ha traspasado fronteras y une de manera genuina a las mujeres alrededor del tema de la resiliencia, la solidaridad y la sororidad. Mirtha Brown, una de las creadoras, resalta cómo su red de apoyo fue decisiva para superar su cáncer de seno y cómo actualmente “Las Divas” trabajan en común por temas como VIH, violencia basada en género y charlas de autoestima.

 

VOCES LOCALES ESCUCHADAS POR LA COMUNIDAD INTERNACIONAL

Elena Zuñiga, representante de UNFPA en Nicaragua y Directora de país para Costa Rica y Panamá, coincide en afirmar que para el Fondo de Población es importante apoyar este tipo de espacios para el diálogo, el intercambio, la formación de liderazgos y la construcción de opinión política e incidencia. “De hecho, al final del evento, las participantes emitieron una declaración de cara a la Cumbre en Nairobi que se realizará el próximo 13 de noviembre, en la que plasmaron varias recomendaciones alrededor del tema de salud sexual y reproductiva de las mujeres afrodescendientes y de otros temas de interés”.

La declaración destaca la brecha que aún debe superarse para cambiar la realidad de la población afrodescendiente. “La exclusión y el racismo son obstáculos que atraviesan el ejercicio de nuestros derechos, especialmente relacionadas con la salud y con la salud sexual y reproductiva, mortalidad materna, abortos clandestinos, embarazo en adolescentes, violencia basada en género, VIH y explotación sexual”.

Otras recomendaciones estuvieron dirigidas a exaltar la importancia de la participación de las mujeres en la inclusión de la variable afrodescendiente en las estadísticas y censos nacionales dado que estos instrumentos son una oportunidad para el posicionamiento y visibilización de su problemática.

El evento concluyó con el compromiso de construir una agenda común en pro del empoderamiento desde la interseccionalidad, vinculada con el Plan del Decenio y los Objetivos de Desarrollo Sostenible, así como las acciones territoriales dirigidas al mejoramiento económico y social de los sectores más excluidos, como el caso de mujeres con discapacidad.

Los esfuerzos de las mujeres afrodescendientes por cambiar su historia, por ganar a pulso su autonomía, defender sus derechos, sus raíces, costumbres, tradición gastronómica, peinados, atuendos y música, siguen siendo parte de su lucha cotidiana. En este espacio, las participantes dejaron en claro que las mujeres negras están incidiendo en la construcción de un mundo más justo e incluyente e inspirando de esta manera a todas las mujeres del mundo, sin distinción de raza, credo o nacionalidad.