UNFPA promueve acción humanitaria para atender a mujeres y adolescentes en el Perú

16 Mayo 2017
Más de 164 mil mujeres en edad fértil (de 15 a 49 años) han sido afectadas o damnificadas por la emergencia en Piura, Lambayeque y La Libertad.

LIMA, Perú - Como parte de las intervenciones humanitarias de UNFPA, 30 voluntarios/as ayudaron a armar 14,500 kits de higiene y protección que serán entregados a mujeres afectadas por las lluvias a mediados del mes de mayo en las regiones de Piura, Lambayeque y La Libertad. Colegas del Sistema de las Naciones Unidas, familiares y amigos se reunieron en la casa de UNFPA con la intención de llevar ayuda a las mujeres en edad fértil, gestantes y adolescentes en mayor situación de vulnerabilidad. 

En el contexto de la emergencia, más de 339 mil mujeres se han visto afectadas. Se estima que alrededor de 5,500 mujeres en edad reproductiva se encuentran en riesgo de sufrir violencia sexual y que al menos 550 mujeres embarazadas requieren asistencia urgente. Es posible que cerca de 4,900 mujeres desarrollarán complicaciones relacionadas con el embarazo y el parto en los próximos 9 meses. 

De un momento a otro, los desastres naturales pueden destruir viviendas y comunidades, y obligar al éxodo de las personas. Las familias y las personas, obligadas a huir o a buscar lugares más seguros, a menudo parten precipitadamente, con sólo la ropa que llevan puesta, y se encuentran repentinamente desprovistas de hasta lo más básico, desde necesidades obvias como alimentos y agua, hasta suministros de higiene y atención médica.

La distribución y uso de los kits busca mitigar las situaciones de inseguridad e insalubridad que surgen como consecuencia de la emergencia, así como aliviar las condiciones de vida de las mujeres, reduciendo el riesgo de violencia y mejorando las condiciones de higiene.

Las mujeres tienen sus propias necesidades de salud, desde las relativas a la higiene hasta las complicaciones del embarazo y el parto, que pueden amenazar sus vidas.

La distribución estará acompañada de una campaña para la adopción de comportamientos de cuidado de la salud reproductiva en un contexto en el que se redoblan esfuerzos para contribuir a mantener la continuidad operativa de los programas y los servicios para la atención en los lugares más afectados. Además, busca promover comportamientos de protección frente a posibles escenarios de violencia intrafamiliar o sexual.

“La emergencia no ha terminado. Miles de mujeres y sus familias aún necesitan nuestro apoyo y por eso, estamos trabajando”, enfatiza en el video Elena Zúñiga, Representante del UNFPA en el Perú. 

Las intervenciones urgentes a fin de asegurar la maternidad sin riesgo pueden significar la diferencia entre la vida y la muerte para las embarazadas y sus recién nacidos, así como para otros hijos y parientes a su cargo. Frente a crisis, el UNFPA envía suministros y equipo de emergencia para mitigar los riesgos del parto y apoyar las intervenciones médicas necesarias. Cuando ya ha pasado lo peor de la crisis, se organizan servicios más integrales.