Usted está aquí

Jóvenes afrodescendientes de América Latina y el Caribe, fortalecerán capacidades en liderazgo y derechos humanos

La Escuela de Liderazgo para Jóvenes Afrodescendientes será un espacio que brindará formación en incidencia política y estrategias de participación para avanzar en el cumplimiento de compromisos regionales e internacionales, como el Consenso de Montevideo y el Decenio Internacional de  los  Afrodescendientes.

CIUDAD DE PANAMÁ, Panamá, 21 de octubre de 2020- La organización juvenil Ashanti Perú, con el apoyo del Fondo de Población de Naciones Unidas (UNFPA) Oficina Regional  para América Latina y el Caribe, puso en marcha la Escuela de Liderazgo Juvenil Afrodescendiente de América Latina y el Caribe, EscuelAfro. La iniciativa busca fortalecer las capacidades de liderazgo y motivar la participación de las juventudes afrodescendientes para que se formen, articulen esfuerzos y fortalezcan sus propuestas en la región.

La EscuelaAfro fue inaugurada durante un panel virtual en el que participaron Epsy Campbell Barr, Vicepresidenta de Costa Rica; Harold Robinson Davis, Director Regional del Fondo de Población de Naciones Unidas, UNFPA para América Latina y el Caribe; Marco Antonio Ramírez, Presidente de la Red de Jóvenes Afroperuanos, Ashanti Perú; Jembel Chifundo, lideresa afrodescendiente juvenil, Abel Aronátegui, Consultor de Juventudes Afrodescendientes de UNFPA LACRO y la moderación de Yesenia Olaya Requene, asesora pedagógica de la EscuelAfro.

Escuela de liderazgo afrodescendiente

La iniciativa beneficiará a 80 jóvenes entre los 15 y los 29 años de edad, quienes fortalecerán capacidades y conocimientos para la promoción de los derechos humanos, -en especial derechos sexuales y reproductivos-, con enfoque de género, intercultural, generacional y de discapacidad.  Se busca que participen de manera activa y efectiva en la toma de decisiones a nivel nacional y regional y se les brindará herramientas para que se conviertan en ejes del cambio social, político y económico.

“Debemos pensar en un liderazgo transformador, cooperativo que permita a nuestros jóvenes empoderarse, disfrutar plenamente de un mundo en el que puedan vivir con principios éticos. Los nuevos liderazgos de mujeres y hombres afrodescendientes deben partir de una mirada amplia de los derechos humanos que permita transformar la sociedad y avanzar en términos de un proyecto personal y colectivo”, dijo Epsy Campbell Barr, Vicepresidenta de Costa Rica.

La Vicepresidenta también hizo un llamado para motivar liderazgos de paz y reconciliación entre los jóvenes afrodescendientes: “requerimos de líderes que transformen democracias multiculturales y pluriétnicas. Debemos convertirnos en puntos de referencia para sus comunidades”.

Harold Robinson, Director Regional de UNFPA para América Latina y el Caribe, se refirió a la importancia que esta iniciativa toma en el contexto actual, y aseguró que “es el momento de invertir en espacios que fortalezcan la organización de los grupos juveniles afrodescendientes para que participen e incidan políticamente, amplifiquen sus voces y orienten acciones que mejoren el desarrollo sostenible de esta población afrodescendiente a nivel local, nacional y regional”.

La escuela tiene como objetivo ayudar a construir una plataforma para conectar los diferentes esfuerzos organizativos juveniles afrodescendientes en la región, cumplir con los compromisos intergubernamentales e incluir sociedades igualitarias y con sus plenos derechos.  “Esta escuela debe contribuir con la discusión de grandes temas como la deconstrucción de la discriminación, el racismo estructural y ayudar a crear sociedades inclusivas, que contribuyan con modelos de desarrollo que garanticen el ejercicio pleno de los derechos fundamentales”, dijo.

Y agregó: “Como Fondo de Población de Naciones Unidas tenemos el compromiso de promover los derechos de todas las personas y no dejar a nadie atrás. Este no es un esfuerzo aislado, sino que está conectado con otro de nuestros esfuerzos 165 millones de razones, que tiene un componente que hace referencia al tema étnico racial y de participación juvenil. Lo más importante es un llamado para que los países hagan inversiones para que las juventudes puedan ejercer sus derechos”.

Con este proceso de EscuelAfro también se benefician jóvenes como la lideresa afrodescendiente Jembel Chifundo, quien manifestó su entusiasmo ante la posibilidad de que más líderes como ella puedan “generar más capacidades para posicionarse en las diferentes agendas y avanzar en los derechos de las juventudes afro”. En esto coincidió Marco Antonio Ramírez, presidente de Ashanti: “es la oportunidad de responder a las necesidades temáticas de formación que están pidiendo las diferentes organizaciones como su identidad y continuar con la participación e incidencia política con enfoque inclusivo y territorial”.

UNFPA y las juventudes afrodescendientes

Actualmente UNFPA América Latina y el Caribe apoya acciones en ocho países de la región - Argentina, Brasil, Colombia, Perú, República Dominicana, Uruguay, Surinam y Ecuador- para el desarrollo de las juventudes afrodescendientes.  En Perú, por ejemplo, se realiza un estudio sobre el ejercicio de los derechos sexuales y reproductivos de adolescentes, y jóvenes indígenas y afrodescendientes, en el marco de la pandemia. 

Estas acciones en beneficio de las juventudes afrodescendientes representan una oportunidad para reducir y erradicar las brechas de la desigualdad y el racismo estructural que ha limitado a esta población a ejercer plenamente sus derechos, como parte de la estrategia regional NO Dejar a Nadie Atrás de UNFPA América Latina y el Caribe, la cual aporta a la Agenda 2030 en el camino hacia el desarrollo sostenible.

 

Mira el video de la sesión inaugural aquí