Usted está aquí

Mensaje del Dr. Babatunde Osotimehin, Director Ejecutivo del UNFPA, en el Día Internacional de la Niña

En este Día Internacional de la Niña me uno a todas las personas del mundo que creen que las adolescentes deben vivir libres de violencia y discriminación.

Nos guiamos por los derechos humanos internacionales propios de todo ser humano.

Todas las niñas, dondequiera que hayan nacido, tienen derecho a alcanzar su máximo potencial.

Todas las niñas merecen ser acogidas en este mundo con la misma alegría y celebración que un niño.

Todas las niñas tienen derecho a la vida y a la dignidad.

Todas las niñas tienen derecho a la educación y a desarrollar su plena capacidad intelectual.

Todas las niñas tienen derecho a ser niñas, y a no contraer matrimonios obligados a una edad temprana.

Todas las niñas tienen derecho a la salud, incluida la salud sexual y reproductiva.

Pero se siguen violando estos derechos en todo el mundo y en escala masiva y sistemática.

Hoy, en el Día Internacional de la Niña, y todos los días, debemos decir no a la violencia contra las niñas.

Debemos decir sí a la educación, al empoderamiento y la igualdad. ¡Este es el momento de actuar!

Debemos entrar en acción cuando una de cada tres adolescentes ha sido víctima de violencia a manos de su cónyuge o de su compañero.

Debemos entrar en acción cuando unos 70 millones de mujeres jóvenes de 20 a 24 años de edad de países en desarrollo contrajeron matrimonio antes de cumplir los 18 años. El matrimonio infantil, temprano y forzado priva a las niñas de su autonomía, su educación y su salud. Les arrebata sus esperanzas y sus sueños.

El UNFPA está adoptando medidas para proteger la salud y los derechos de las adolescentes.

Con educación amplia sobre la sexualidad, con asesoramiento, información y servicios de salud sexual y reproductiva, y con la participación de las jóvenes, el UNFPA intenta proteger los derechos humanos de las adolescentes. Trabajamos también con los niños para que sean parte de la primera generación masculina comprometida a no tolerar y no cometer ningún acto de violencia contra las mujeres y las niñas.

El desarrollo no es sostenible cuando las adolescentes viven con el temor y la realidad de la violencia.

Hoy, en el Día Internacional de la Niña, y todos los días, el UNFPA seguirá colaborando con los gobiernos, el sistema de las Naciones Unidas y la sociedad civil con el fin de empoderar a las niñas para que reivindiquen sus derechos y de protegerlas de la violencia.

No cesaremos hasta que el mundo reconozca los derechos propios de cada niña.

Si se cambian sus vidas, se puede cambiar el mundo.

Otros Recursos:

Empowering Adolescent Girls: Ending the Cycle of Violence