Noticias

Las juventudes diversas de América Latina y el Caribe renuevan sus compromisos por los derechos sexuales y reproductivos rumbo a Nairobi

25 Septiembre 2019

 

En el segundo campamento ¡Juventudes YA! que se llevó a cabo del 20 al 23 de septiembre en México, más de 50 adolescentes y jóvenes, líderes y lideresas de América Latina y el Caribe construyeron una declaración colectiva con las problemáticas más urgentes de la región y con propuestas innovadoras que presentarán en noviembre en la Cumbre de Nairobi.  Acceso universal a servicios de salud sexual y reproductiva y una educación integral de la sexualidad con perspectiva interseccional; empleo juvenil y más espacios de participación para su incidencia política, fueron las principales demandas. Además reafirmaron su compromiso de seguimiento y cumplimiento del plan de acción de El Cairo y en especial el Consenso de Montevideo, para que el mundo que imaginamos pueda ser una realidad. 

 


 

Ciudad de Puebla, México.  Más de 50 adolescentes y jóvenes representantes de organizaciones sociales de 19 países de América Latina y el Caribe, se reunieron en el segundo campamento regional ¡Juventudes YA!, organizado por el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) con el objetivo de compartir experiencias, crear alianzas y fortalecer sus capacidades de incidencia política. 

 

El resultado de estos cuatro días de encuentro fue la construcción de una declaración colectiva en la que manifestaron  las problemáticas que viven en la región y establecieron compromisos innovadores para acelerar el avance de la implementación del plan de acción de la Conferencia Internacional sobre Población y Desarrollo (CIPD), que este año conmemora sus 25 años en la Cumbre de Nairobi en noviembre, en Kenia. 

 

Nadie quedará atrás

 

Los derechos sexuales y los derechos reproductivos son un eje central de sus demandas. Concretamente exigen garantizar el acceso universal a la salud sexual y reproductiva con perspectiva intercultural  y una educación sexual integral que prevenga embarazos adolescentes. 

 

En este sentido, Liliana Lara Linares, de 22 años, trabajadora social colombiana y rapera feminista, expresó: "Nos comprometemos a buscar las garantías para accesos de servicios de salud sexual y reproductiva promoviendo la difusión de métodos anticonceptivos, desarrollando campañas sostenidas de prevención y concientización sobre las infecciones de transmisión sexual y embarazos no deseados". 

 

También definieron como prioridad la necesidad de trabajar para erradicar la violencia de género, los feminicidios, transfeminicidios y crímenes de odio, así como también las uniones infantiles forzadas. Y desarrollar políticas diferenciadas para el completo bienestar de las personas LGBTIQ+, migrantes, poblaciones indígenas, afrodescendientes, personas que viven en zonas rurales, personas con discapacidad y personas que tienen VIH.

 

Banesa Farfán, psicóloga cusqueña de 24 años y fundadora de la organización Ñañaykuna -que busca empoderar a mujeres víctimas de violencia- es una de las jóvenes que viajará a la Cumbre para alzar su voz: "El compromiso que llevo desde Perú es visibilizar la lucha de las agendas de los pueblos indígenas. Todes merecemos educación sexual y ser escuchades", remarcó.  

 

En tanto, Fabio Rodríguez Martínez de 21 años, un joven trans argentino que realiza su aporte en “Ayelén Biblioteca Popular de Diversidad LGTBI+” afirmó: "El compromiso que tenemos es que la diversidad se masifique. Se sigue haciendo una separación en la misma sociedad cuando todes somos personas, valemos por igual". 

 

Por su parte, Leonela Calderón Gordon, de 20 años y de Costa Rica sostuvo: “El compromiso es visibilizar las injusticias a la que estamos expuestas las mujeres afrodescendientes en espacios institucionales en los que se supone que deberíamos estar respaldadas". 

 

La declaración también pone foco en garantizar el pleno acceso a la educación pública, gratuita, laica, intercultural, diferencial, inclusiva, integral, libre de discriminación y violencia, con perspectiva de género y descolonizadora, así como también aumentar la inversión social y financiera para políticas destinadas a adolescentes y jóvenes, brindando la capacidad de inserción laboral evitando la precarización.  La necesidad de tener Estados laicos también fue una de las demandas importantes frente al contexto actual. 

 

 

Compromisos desde las juventudes, para las juventudes 

 

Conscientes de la importancia de sus agendas y de sus capacidades de transformación, las y los jóvenes establecieron cinco compromisos claves en la declaración que llevarán a Nairobi:  

 

  1. Continuar con la incidencia política para el ejercicio pleno de nuestros derechos, que no será posible sin alianzas estratégicas intergeneracionales y voluntades políticas que permitan el diálogo y la fuerza para un presente y un futuro mejor.

 

  1. Dar seguimiento a los compromisos regionales que se llevarán a la Cumbre de Nairobi sin permitir retrocesos en nuestras agendas.

 

  1. Establecer alianzas intergeneracionales e internacionales para el cumplimiento de las agendas progresistas y tomar parte activa en la discusión, elaboración, implementación, monitoreo e incidencia en políticas públicas sobre los compromisos de esas agendas.

 

  1. Construir espacios para monitorear las violaciones de los Derechos Humanos.

 

  1. Fortalecer nuestros procesos organizativos. 

 

Como parte de las acciones para vincular los procesos globales, regionales y nacionales, las y los jóvenes, de regreso a sus países, replicarán en sus comunidades los aprendizajes de este encuentro. Pero además resolvieron crear una red regional para trabajar y monitorear los compromisos y las agendas, con webinars y reuniones anuales para mantener una comunicación permanente. También pensaron en incluir a estos procesos a jóvenes de campamentos anteriores, que ya son más de 750. Se propusieron además como facilitadores en otras reuniones regionales. 

 

Fuerza transformadora, presente y futuro

 

El futuro del desarrollo sostenible está directamente vinculado a la satisfacción de las aspiraciones de las juventudes. Empoderar a las 165 millones de personas jóvenes que viven en la región y encauzar su potencial para contribuir al progreso económico y social será fundamental para lograr que la visión y la promesa del Programa de Acción de la CIPD y la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible cobren vida.  

 

"Valoro la pasión y el trabajo de las juventudes, y quiero decirles: no se cansen, no se den por vencidas ni por vencidos porque es muy importante la participación juvenil en estos espacios y estos contextos. Nuestra misión es abogar por los derechos humanos y que nadie quede atrás", dijo Sheila Roseau, directora regional de UNFPA A.I., en su paso por el campamento.   

 

Las y los participantes destacaron que ¡Juventudes YA! realizó un aporte significativo a sus procesos organizativos ya que les brindó nuevas herramientas para el cambio les permitió conocer diversidad de perspectivas en pos de articular los esfuerzos para agilizar la implementación de la Agenda CIPD y su componente regional en América Latina y el Caribe que es el Consenso de Montevideo sobre Población y Desarrollo.

 

 

 

Para Allan Sánchez, uno de los organizadores, este encuentro “fue un espacio de construcción colectiva en el que a través de la confianza, el compartir de saberes y las emociones se generaron intercambios que fortalecen los activismos”.

 

El campamento contó con el apoyo de Plan Internacional, la Federación Internacional de Planificación Familiar Región del Hemisferio Occidental, la Alianza Latinoamericana y Caribeña de Juventudes, la Red Latinoamericana y Caribeña de Juventudes por los Derechos Sexuales y las Vecinas Feministas. 

 

Una nueva etapa: hacia adelante, hacia Nairobi 

 

A 25 años del visionario programa de acción de CIPD, hay avances revolucionarios sin embargo aún queda mucho por hacer y en un momento de recambios generacionales, las nuevas miradas en la Cumbre de Nairobi, resultan fundamentales para contribuir al progreso económico y social. 

 

De este encuentro participarán también gobiernos, empresas, fundaciones, expertos y distintas organizaciones sociales, en vistas a que esta cumbre se convierta en un nuevo hito donde los Estados reafirmen sus compromisos políticos con estas agendas, para no dar ni un paso atrás en los derechos conquistados. 

 

Se trata de una oportunidad única para consolidar un proceso que comenzó en El Cairo en 1994 y que se viene trabajando incansablemente con aceleradores del progreso para poner fin a las muertes maternas prevenibles, la mutilación genital femenina, el matrimonio infantil y la violencia de género, así como también eliminar la necesidad insatisfecha de anticonceptivos modernos. La salud reproductiva, el empoderamiento de las mujeres y la igualdad de género son la ruta hacia el desarrollo sostenible, pero es necesario insistir en los compromisos políticos y financieros de distintos sectores de la sociedad, en especial de los Estados, para que el mundo que imaginamos pueda ser una realidad. 

 

Para conocer más sobre ¡Juventudes YA!, visita nuestras redes y nuestra página web. 

 

 

Texto por Florencia Freijo

_____________________________________________

 

 

 

Conoce más sobre Campamento Regional:

   Instagram    Twitter    FaceBook