Usted está aquí

82 jóvenes líderes afrodescendientes se convierten en la segunda promoción de la EscuelAfro

AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE - “Fue muy emocionante hacer parte de este proceso por compartir conocimiento con y desde tantos increíbles jóvenes de tantas partes de América Latina, que con su cuerpo, fuerza, ancestralidad y sabiduría han tratado de luchar por la historia de sus grupos y territorios”, comenta Camila Rodrígues, una joven afrodescendiente y líder de Cuiabá, Brasil. 

Camila y 82 jóvenes afrodescendientes que tienen entre 15 y 29 años de edad, provenientes de 20 países de América Latina y el Caribe, se convirtieron en la segunda cohorte (promoción) de la EscuelAfro

En un evento virtual de clausura que tuvo lugar este 9 de noviembre, la Vicepresidenta de la República de Costa Rica, Epsy Campbell, se dirigió a los jóvenes líderes para animarlos a ser motores de cambio: “Son ustedes parte de una generación que transformará el mundo entero. Tengan certeza de lo que están haciendo. Trabajen a nivel personal para tener la seguridad y compasión que se requiere. Busquen todo lo que está a su alcance para aprender. Sean muy curiosos y curiosas. No se queden con dudas, pero también construyan muchos sueños porque esos sueños son la energía que necesitamos para la transformación de esta región”.

Del total de egresados, el 70% son mujeres y 20% adolescentes. Además, dos de ellos son jóvenes afroLGBTI y dos jóvenes con discapacidad. Entre esta generación hay líderes y lideresas sociales, estudiantes de pregrado y posgrado, gestores de organizaciones no gubernamentales, activistas y militantes de organizaciones, y del movimiento social afrodescendiente.

“La escuela afro de liderazgo ha sido sin duda alguna la mejor experiencia que he tenido tanto académica como emocionalmente. Ha sido muy reconfortante saber que en cada rincón de América Latina existen mujeres y hombres que a través de diversas acciones luchan de forma constante y sistemática en aras de lograr una reivindicación real de los derechos de las y los afrodescendientes en sus territorios”, asegura Jhosimar Rentería Murillo, participante de Colombia. 

Amplificar sus voces y promover la participación


Participantes de la sesión de clausura de EscuelAfro 2021. ©UNFPA LACRO

Esta segunda cohorte de la EscuelAfro ha sido un espacio de reflexión y aprendizaje orientado a impulsar una nueva generación de líderes y lideresas afrodescendientes de la región que contribuya a acelerar sus derechos y a ser agentes de cambio. 

“Estamos apostando por jóvenes que, ante la desesperanza, ven en la escuela una oportunidad para fortalecer sus reivindicaciones desde lo local hacia lo global. Seleccionamos a un grupo que logró formar un tipo de plataforma de jóvenes afrodescendientes que vale la pena consolidar, ya que no solamente reaccionan ante una omisión de políticas públicas o propuestas claras para hacer ejercicio de sus derechos de la mejor manera”, indicó Marco Ramírez, Presidente de Ashanti Perú y Coordinador de la EscuelAfro.

Ya son dos años de este espacio de convergencia de jóvenes y organizaciones afrodescendientes que han asumido el reto de amplificar sus voces y promover una participación activa de las juventudes afro a fin de incidir en la elaboración de políticas, planes y programas a nivel nacional o territorial que garanticen oportunidades para las juventudes afrodescendientes. 

Aprendizaje para el empoderamiento

Entre los temas de formación de esta segunda edición de la EscuelAfro se destacaron: identidad, racismo y discriminación, derechos humanos, derechos de las juventudes, derechos de la población afrodescendiente, visibilidad estadística, género, salud y salud sexual y reproductiva, innovación, políticas públicas y participación política. 

“Entender sobre nuestros derechos, privilegios, historia, normas, estadísticas, oportunidades y mucho más fue para mí una experiencia increíble, una oportunidad que no solo abrió mi mente sino también mi corazón. Me permitió empatizar y expandir mi lucha uniendo lazos con jóvenes de otros países, saber y entender que estamos todos y todas en el mismo camino y que si lo hacemos en conjunto vamos a llegar tan lejos como queramos”, explica Serrana Silva,  joven afrouruguaya, nacida en Montevideo, Uruguay.

Alianzas y espacios de conexión para un mejor futuro

La EscuelAfro también ha logrado conectar esfuerzos juveniles tanto en la región como a nivel territorial, promoviendo la construcción de alianzas entre sus participantes y egresados. Estas conexiones y alianzas son claves para que las juventudes puedan asumir la tarea de ser actores trascendentales para avanzar en el cumplimiento del Consenso de Montevideo sobre Población y Desarrollo, la Declaración de Nairobi sobre la CIPD25 y el Programa de Actividades del Decenio Internacional para los Afrodescendientes (2015-2024): Afrodescendientes: reconocimiento, justicia y desarrollo; y la Agenda 2030 sobre el Desarrollo Sostenible, con énfasis en su principio de “No dejar a nadie atrás, y llegar primero a los más rezagados”.

“El desafío más grande es entender que nosotros como jóvenes tenemos una obligación y responsabilidad con nuestros pueblos afrodescendientes y con nosotros mismos, estamos llamados a dar el paso adelante y generar espacios de aprendizaje continuo sobre nuestros derechos, estamos llamados a llegar a reflexiones profundas sobre qué hemos hecho mal como comunidad afrodescendiente y hacia dónde debemos apuntar. Es importante generar espacios de encuentro y comunicación aprovechando las tecnologías, este es un reto clave si lo que deseamos es acelerar la garantización de los derechos de las personas afrodescendientes en las regiones”, añade Jhosimar Rentería.

“De manera muy especial quiero felicitarles por el compromiso demostrado a lo largo de estos tres meses de trabajo en la Escuela. Ustedes representan a una generación de jóvenes que concluyen satisfactoriamente este programa. Tendrán la oportunidad de analizar el panorama regional en el cual viven los más de 36.5 millones de jóvenes afro e identificar rutas de acción que les permita como jóvenes poder alzar la voz y ser agentes de cambio”, expresó Harold Robinson, Director Regional de UNFPA para América Latina y el Caribe.

La EscuelAfro es una iniciativa liderada por Ashanti Perú con el apoyo de la Oficina Regional para América Latina y el Caribe del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA).


* Texto por: Catherine Rivera-Mckinley.  Edición por: Catherina Cuervo y Guadalupe Natareno