Usted está aquí

Abordar las masculinidades desde los problemas sociales y de salud de los hombres acentuados por la pandemia de COVID-19

AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE - La crisis sanitaria por COVID-19 reveló la fragilidad de las políticas públicas y programas de respuesta a la violencia basada en género en América Latina y el Caribe, y sobre todo cómo la falta de una perspectiva de género en la respuesta a la pandemia de COVID-19, afecta de forma desproporcionada a las mujeres y provoca un aumento en las desigualdades. 

“Para avanzar en la igualdad de género es clave trabajar con la población masculina”, esta es una de las principales ideas que plantea el documento Masculinidades, igualdad de género y COVID-19. A través de esta publicación se busca aportar a la comprensión y el análisis de la participación de los hombres en las relaciones de género, en los cuidados y su implicación en actitudes y prácticas relacionadas con la violencia hacia las mujeres,  niñas y niños. 

Así mismo, con este documento realizado por la Iniciativa Spotlight se busca aportar a la sensibilización y la necesidad de contar con iniciativas de trabajo en masculinidades desde un enfoque transformador de género en el trabajo con hombres, presentando algunas iniciativas desarrolladas recientemente en la región de América Latina y el Caribe.

Los hallazgos de las masculinidades y la pandemia

Esta publicación resalta algunos hallazgos como que la pandemia de COVID-19 ha afectado más severamente a ciertos grupos de hombres como los de la tercera edad, con enfermedades crónicas, con discapacidad, en situación de pobreza, indígenas, afrodescendientes o en situación de migración (Ruxton y Burre-ll, 2020; CEPAL/OPS, 2020). A pesar de que se observan porcentajes similares de casos de contagios en hombres y mujeres la mortalidad por COVID-19 es mayor en hombres, alcanzando en el mundo a un 58% del total de fallecidos (Smith et al, 2020). Esto se debe a que las normas rígidas de la masculinidad hacen que los hombres cuiden menos su salud y no sigan adecuadamente las medidas de prevención frente al COVID-19.

Por otro lado, también la pandemia ha incrementado el riesgo de sufrir violencia en niños/as como maltrato infantil y abuso sexual. En el caso de los adolescentes LGBTIQ+ se ha incrementado el riesgo de sufrir acoso y hostigamiento homo-lesbo-bi-transfóbico en sus hogares(Ruxton y Burrell, 2020). Durante la pandemia las denuncias por violencia doméstica en las líneas de atención telefónica se han incrementado hasta en un 80% en la región (OEA/CIM, 2020).

Otro resultado importante es que solo una baja proporción de padres hombres han asumido las tareas en el hogar durante la pandemia, situación que está acentuando las desigualdades de género. El confinamiento ha sido una oportunidad para muchos padres de tener una paternidad activa, apoyar a su hijos/as en sus tareas escolares y fortalecer el vínculo afectivo con ellos/as.

La igualdad de género es urgente

Este análisis referentes a las masculinidades y la COVID-19, en el escenario actual de la pandemia hace notar que es urgente relevar y desarrollar políticas, programas e intervenciones hacia los hombres, jóvenes y niños para avanzar en la salud, la igualdad de género, la corresponsabilidad en el cuidado y la prevención de la violencia. De igual manera, se hace necesario cuestionar las normas sociales, las configuraciones y estereotipos de género que sostienen estas desigualdades, incentivando a los hombres a establecer comportamientos más saludables y equitativos.

Lee el documento Masculinidades, igualdad de género y COVID-19 aquí