Usted está aquí

Juventudes de América Latina y el Caribe se movilizan contra la violencia de género

CIUDAD DE PANAMÁ, Panamá - Más de 300 adolescentes y jóvenes de 18 países de América Latina y el Caribe, se encuentran reunidos desde el 23 de noviembre de manera remota para movilizarse contra las violencias basadas en género (VBG). Esto a través del Campamento Juventudes YA!, una iniciativa del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), que cuenta con el apoyo de socios clave como la IPPFWHR, Plan Internacional, OXFAM y la Summit Foundation.

La temática de este campamento se hace propicia en el marco de los 16 días de activismo, iniciativa que cada año dice ¡Basta Ya! A las VBG, especialmente contra las mujeres y las niñas.

En nuestra región, 1 de cada 3 mujeres es víctima de violencia física y/o sexual. Según UNICEF,1.1 millones de niñas entre los 15 y 19 años han experimentado violencia sexual o cualquier otro acto sexual forzado. Además, 14 de los 25 países con más altas tasas de feminicidio se encuentran en América Latina y el Caribe.

Un cambio hecho por las juventudes


En el Campamento Regional Juventudes YA! participaron más de 300 adolescentes y jóvenes de América Latina y el Caribe. ©UNFPA LAC©UNFPA LAC

¡Juventudes YA! Es una estrategia iniciada en 2018 por UNFPA para impulsar la participación juvenil en América Latina y el Caribe en el marco de la implementación del Consenso de Montevideo a través del fortalecimiento de sus capacidades de incidencia política, participación y reconocimiento.

Este 2020, se realizaron más de 17 campamentos Juventudes YA! A nivel nacional, el primero fue en Colombia y el ciclo finaliza con el campamento regional. Las y los jóvenes tienen entre 15 y 29 años de edad y son activistas por los derechos de adolescentes y jóvenes en sus comunidades. 

Mira todo lo que pasó en la Semana 1 del Campamento Regional Juventudes YA!

“Vimos en los campamentos nacionales las numerosas iniciativas, experiencias e ideas que proponen adolescentes y jóvenes para tumbar los estereotipos de género, los prejuicios y el machismo de la sociedad en que vivimos. Queremos darles el espacio para potenciar esa capacidad de activismo que ya han demostrado”, explica el Director Regional de UNFPA para América Latina y el Caribe, Harold Robinson.

Esa determinación es evidente en los integrantes del Campamento Regional como Astrid Coraima Torres, de Ecuador, comunicadora social y estudiante de cine, afirma: “mi militancia atraviesa mis sentires y mis acciones. Es necesario cambiar el sistema desde lo político, pero también desde las acciones personales. Quiero que el trabajo de género nunca se vaya de mi vida, por eso he decidido que quiero seguir aprendiendo en el tema de género y trabajar por un mundo en el que los derechos sexuales y reproductivos sean una realidad, generando desde mi área, narrativas que contribuyan a la eliminación de estereotipos y normas de género que resultan en desigualdad.”

El campamento ha desarrollado una agenda que contempla aspectos como los retos pendientes para la eliminación de la violencia basada en género en el marco de la Conferencia sobre Población y Desarrollo (CIPD25), en el Consenso de Montevideo sobre Población y Desarrollo, los compromisos de Nairobi y la Agenda 2030 de los Objetivos del Desarrollo Sostenible.


Atraves de la tecnología los participantes de Juventudes YA! se han sumado a decir ¡basta ya! a las violencias basadas en género. © UNFPA LAC

El reto para las juventudes está en el pleno ejercicio de los derechos sexuales y reproductivos; cómo la violencia basada en género se traduce hoy a la era digital, así como la urgencia de transformar los imaginarios machistas para la construcción de masculinidades positivas.

En este aspecto, Luis Enrique Martín Tuz, estudiante de antropología de la Universidad de Quintana Roo de México, opina sobre una encuesta que revela que en ocho países de América Latina y el Caribe 6 de cada 10 hombres entrevistados de 15 a 19 años piensan que celar es una demostración de amor y el 65% de ellos piensa que cuando una mujer dice “no” a una relación sexual, quiere decir “sí”. (OXFAM, 2018): “que una de las formas de romper con esta violencia basada en género es transformando ese mandato de la masculinidad. Como activistas debemos transformar el discurso y aterrizarlo a contextos más personales. Debemos trascender en los círculos de hombres. Eso no es cómodo, pero es allí y en los espacios familiares donde debemos hacer el trabajo”.

Nos sobran razones

“En América Latina y el Caribe una de cada cuatro personas es adolescente o joven, lo que hace que existan 165 millones de razones para invertir en ellos y ellas; para trabajar en el fortalecimiento de su participación, liderazgo y capacidad de incidencia. Son la esperanza de transformar este mundo en el que vivimos en un mundo más igualitario, inclusivo y justo”, afirma Neus Bernabeu, Asesora Regional de Género y Juventud del UNFPA LAC.


Renata Brasilero desde Pernambuco Brasil, afirma: "No puedo justificar todo solamente por el género; la raza y el género van juntos: si tú eres mujer, negra y periférica, tu vida
está limitada. Pero estoy llena de esperanza.”. © UNFPA LAC

Para Renata Brasileiro, de Pernambuco (Brasil), una de las participantes del campamento quien es antropóloga y forma parte del colectivo “UX para Minas Pretas”, que promueve la equidad de las mujeres negras, en el mercado de las tecnologías. Comenta que “la mayoría de las juventudes tenemos una historia en común que nace la violencia sexual ejercida contra las mujeres. Ahora las nuevas generaciones a través de estas iniciativas han podido tener una libertad que propicia el que ahora puedan defender sus derechos, ellos son la esperanza. Espero que de este campamento surja integración, que sepamos que tu historia es mi historia y que la lucha de los jóvenes contra las violencias basadas en género y la discriminación se integren.”

Para UNFPA, el Campamento Regional Juventudes YA! Es un recordatorio de que ¡Nada para las juventudes, sin las juventudes!

 

Juventudes YA!