Usted está aquí

Misión de Representantes de UNFPA busca aumentar la cooperación y la asistencia en Venezuela

El Director Regional para América Latina, Harold Robinson y el Jefe de Gabinete de la Oficina de la Directora Ejecutiva del UNFPA, Pio Smith realizaron una visita que puso especial énfasis en la disminución de la mortalidad materna, la planificación familiar y la prevención de la violencia de género, entre otras. La visita tuvo como finalidad revisar las prioridades nacionales y las respuestas necesarias para aumentar la cooperación y la asistencia a la República Bolivariana de Venezuela, con especial énfasis en la disminución de la mortalidad materna, las necesidades insatisfechas en planificación familiar, la prevención de la violencia de género y la asistencia para desarrollar el potencial que supone el bono demográfico que atraviesa el país.

Debido a la actual crisis financiera de Venezuela, el número de muertes maternas aumentó en un 65.8% entre 2015 y 2016. Problemas como la falta de suministros médicos en las clínicas de salud y las altas tasas de embarazo adolescente están afectando especialmente a las mujeres y, por lo tanto, eran una prioridad en Reuniones del UNFPA con diferentes sectores de la sociedad venezolana, que incluyeron reuniones con los Ministros de Relaciones Exteriores, Planificación, Educación, Salud, Juventud y Mujeres, así como con el Presidente de la Institución Nacional de Estadística, diputados del parlamento, comités de familia, juventud y salud de los partidos gubernamentales y de oposición, y con decenas de organizaciones de la sociedad civil y representantes del sector privado.

Además de estas reuniones con sectores sociales y gubernamentales, y con el ánimo de conocer de cerca las problemáticas locales, la misión de UNFPA realizó un recorrido que comenzó en el estado Miranda, en Cúa, Municipio Urdaneta, con una visita al Hospital “Doctor Osío de Cúa” que atiende una población de 201.321 habitantes, con un estimado de 43.340 mujeres en edad reproductiva.

La visita a este centro hospitalario permitió conocer de cerca cómo se ha implementado el componente de salud sexual y reproductiva de la estrategia integral que ha puesto en marcha UNFPA a través de acciones conjuntas con autoridades de la salud y otros socios de cooperación internacional.

Las principales acciones van desde el fortalecimiento de la atención primaria, la capacitación del personal de salud, el suministro de insumos médicos, las jornadas de colocación de métodos anticonceptivos, espacios para consulta de planificación familiar, aplicación de pruebas rápidas de diagnóstico de Sífilis y VIH, hasta la rehabilitación de los servicios de agua e higiene en el área de maternidad, medidas que apuntan a contrarrestar la morbilidad materna.

Una alianza para invertir en jóvenes y adolescentes

En Venezuela existen “8 millones de razones” para invertir en adolescentes y jóvenes. Alineado con la iniciativa regional de juventud denominada “165 millones de razones” y promoviendo la conversación más grande del mundo en el marco del 75° aniversario de las Naciones Unidas, la misión de UNFPA generó un espacio de diálogo e intercambio que contó con la participación de 80 adolescentes y jóvenes de al menos 13 organizaciones de distintos sectores, tendencias políticas y perfiles.

Durante este encuentro, las y los jóvenes debatieron sobre los desafíos que enfrentan actualmente en Venezuela, el futuro que desean y las acciones que desean construir. Harold Robinson, Director Regional del UNFPA para América Latina, conversó sobre las posibles vías a través de las cuales el Fondo de Poblaciones puede apoyar las visiones que tienen adolescentes y jóvenes para el país.

La visita prosiguió en Antímano, un sector popular de Caracas, y se centró en el Liceo Felipe Fermín Paul. Allí la misión de UNFPA pudo conocer de cerca las acciones que se están realizando con jóvenes. En alianza con el Ministerio de Salud y el Ministerio de Educación, se instaló el servicio diferenciado para adolescentes en el marco del PLAN PRETA (Plan para la reducción del embarazo a temprana edad y en la adolescencia).

Este liceo cuenta con una población de 1.466 estudiantes, de las cuales 667 son mujeres y 799 hombres. Hasta julio de 2019 contaba con 8 adolescentes embarazadas y 12 madres adolescentes lactantes. Desde la instalación del servicio diferenciado para adolescentes que garantiza el acceso a métodos anticonceptivos y consejería, se calcula que ha habido una reducción del 50% en la tasa de embarazos adolescentes de este plantel educativo. Otras 7 escuelas de la zona se benefician también del servicio.

Trabajando en el acceso a métodos de planificación familiar

Se estima que en Venezuela hay un 80% de escasez de métodos anticonceptivos, tanto en la red pública como en las farmacias privadas, lo que dificulta la planificación familiar. En este aspecto, UNFPA visibilizó durante su misión el trabajo que adelanta en los últimos años con instituciones públicas, sector privado y la sociedad civil en Venezuela para dotar a diferentes centros de salud primaria con insumos de salud sexual y reproductiva, que incluyen más de 10 millones de preservativos, 75.000 dispositivos intrauterinos y 545.000 dosis de métodos anticonceptivos.

Uno de los principales aspectos discutidos en las reuniones con esta amplia gama de socios de diferentes sectores fue la necesidad de aumentar la respuesta y el impacto de las acciones del UNFPA mediante la expansión de las operaciones mediante la asignación de fondos extrapresupuestarios. Los participantes en las reuniones también reconocieron los esfuerzos del UNFPA para promover alianzas y trabajo conjunto con y entre agencias gubernamentales, diferentes grupos políticos y la sociedad misma para cumplir con los compromisos de la Cumbre de Nairobi y la agenda de la CIPD, así como el Consenso de Montevideo.

Erradicar la violencia basada en género

29 organizaciones nacionales e internacionales que actúan en Venezuela por la prevención, mitigación y atención de la violencia basada en género participaron en un encuentro para discutir la situación general de la violencia de género y poner sobre la mesa los retos que el país enfrenta para reducir el impacto de la violencia en la vida de las mujeres y adolescentes venezolanas, esbozando las limitaciones y el papel que desempeña cada organización en alianza con UNFPA para impactar en esta alarmante realidad.

Los miembros de las organizaciones participantes narraron los esfuerzos realizados para atender a las sobrevivientes de violencia de género y afianzar el trabajo preventivo. El Director Regional se comprometió a volver para sostener más encuentros y visitar las áreas de frontera.

Desde distintos estados, varias mujeres beneficiarias hicieron llegar sus testimonios a la Misión UNFPA y coincidieron en señalar la importancia de continuar luchando contra esta práctica nociva que afecta a mujeres y niñas.

Sandra Calle, líder de la comunidad Barrio Táchira, resaltó los talleres para prevención de violencia de género como espacios donde tanto mujeres como hombres se hacen conscientes de la importancia de contar con el respeto en las relaciones de pareja. En su caso, entendió cuáles son los comportamientos tóxicos y las agresiones que vivía con su pareja. Su deseo es que estas capacitaciones continúen llevando conocimiento a más mujeres de su comunidad.

Con la visita, finalmente, se reafirmó la asistencia técnica que brinda UNFPA en Venezuela, de la mano de instituciones públicas, sector privado, organizaciones civiles, comunidad internacional y jóvenes, y se aseguró una respuesta armonizada a la emergencia y a las prioridades nacionales de desarrollo para lograr cero necesidades insatisfechas de planificación familiar, cero muertes maternas evitables y cero casos de violencia de género y prácticas nocivas.