Usted está aquí

UNFPA Venezuela realiza entrega de Kits de Dignidad a mujeres privadas de libertad en el Centro de Coordinación Policial Vizcaíno ubicado en el estado Bolívar

CARACAS, Venezuela - Como parte de las acciones que contribuyen directamente a la atención de las personas más vulnerables a las consecuencias catastróficas que pueden derivar del impacto de la pandemia, el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) en Venezuela ha intensificado sus esfuerzos por contribuir al Plan de Respuesta Humanitaria Global COVID-19, haciendo énfasis en la implementación de sus programas sobre violencia basada en género y salud sexual y reproductiva, en los estados fronterizos, con especial foco en la atención de mujeres y adolescentes.

La frontera venezolana ha sido un contexto de grandes desafíos en los últimos años y con la actual situación de venezolanas y venezolanos retornando en medio de la pandemia, se ha ido complejizando, según declaraciones oficiales del Vicepresidente sectorial para Comunicación, Cultura y Turismo, Jorge Rodríguez, durante la reunión de la Comisión Presidencial para el Control y la Prevención de la COVID-19 del 9 de junio, se contabilizaba a la fecha 56.276 personas retornadas al país desde Colombia, Brasil, Chile, Ecuador y Perú.

Estas dinámicas migratorias derivadas del impacto de la pandemia junto a la agudización de las problemáticas económicas que ha venido atravesando el país, hace que se torne importante fortalecer los lazos de cooperación con el sector público y la sociedad civil para brindar una respuesta oportuna a la situación de los estados fronterizos.

UNFPA, en el estado Bolívar, ha venido trabajando de la mano con organizaciones aliadas como la Comisión para los Derechos Humanos y la Ciudadanía (CODEHCIU) e Instituciones Públicas como la Defensoría del Pueblo en el marco de la implementación del proyecto de Prevención y Respuesta a la Violencia Basada en Género.

Kits de dignidad

El pasado 26 de mayo se envió desde Caracas al estado Bolívar 1300 Kits de Dignidad que contienen artículos esenciales para la higiene femenina: Ropa interior, cepillo y pasta de diente, jabón de baño, jabón de lavar, toallas sanitarias desechables y reusables, toalla de baño, champú y recursos útiles en caso de riesgo de violencia (como linterna y silbato). Estos kits están siendo entregados a mujeres y adolescentes que han retornado al país y se encuentran en albergues o centros de alojamiento temporal (en Venezuela han sido denominados como Puntos de Asistencia Social Integral –PASI-). Y también son entregados a mujeres en situación de riesgo y en comunidades vulnerables.

Atención a mujeres privadas de libertad

El 05 de junio UNFPA junto a CODEHCIU y la Delegación de la Defensoría del Pueblo en el estado Bolívar realizó un taller de sensibilización sobre violencia basada en género y violencia sexual, que incluyó la entrega de kits de dignidad a 98 mujeres privadas de libertad en el Centro de Coordinación Policial Ramón Eduardo Vizcaíno.

Durante la charla de sensibilización sobre violencia de género se pudo compartir información vital a través de productos comunicacionales, gráficos y didácticos como el violentómetro, una escala que nos permite ubicar diferentes manifestaciones de violencia, tales como: celos, gritos, humillaciones, amenazas, chantajes, entre otros, y evaluar el riesgo o peligro en el que te encuentras dentro de una relación, también materiales claves sobre higiene femenina y salud sexual y reproductiva. Se hizo énfasis en los temas sobre violencia sexual, trata de personas, prostitución forzada y sexo transaccional o por supervivencia, potenciales violaciones de derechos y situaciones de riesgo a las que lamentablemente se enfrentan muchas mujeres en situación de movilidad. 

Personal de UNFPA y CODEHCIU facilitaron la charla con las mujeres privadas de libertad y el personal femenino de custodia. Cumplir con las medidas de seguridad necesarias en el contexto de la COVID-19 es todo un reto que asumimos con la mayor responsabilidad posible, por lo reducido del espacio fue imposible mantener las medidas de distanciamiento. Sin embargo, el personal cumplió con las medidas de higienización previa y posterior a la actividad.

La situación de estas mujeres privadas de libertad es especialmente delicada, el retardo procesal penal no es una problemática reciente en Venezuela, el 3 de mayo el diario regional “Primicia” publicó un artículo donde las mujeres recluidas en el Centro Policial piden a “los tribunales que volteen la mirada a Vizcaíno”. La pandemia también ha retrasado las audiencias de estas mujeres a la espera de sentencia, Carolina Vargas, recluida en el centro, en nombre de las 91 mujeres menciona en el artículo que “hay un alto porcentaje de mujeres que tenía privativa de libertad durante 45 días y ya han pasado 3 y 4 años y todavía están aquí” Recordando que muchas mujeres son madres de familia y anhelan la reunificación familiar. La deficiencia en los servicios básicos de la comisaría también fue un tema importante, mencionaron que hace 8 meses no tienen agua y es constante la falla en el servicio eléctrico.

Sin lugar a dudas la pandemia agrava la situación, dificultando el tema de las visitas y por ende la posibilidad de acceder a estos artículos esenciales de higiene femenina. 

Significa mucho para UNFPA en Venezuela poder contribuir al acceso de mujeres a información, insumos y servicios que aporten en la lucha contra la violencia, el estigma y la discriminación que incrementan las desigualdades y también las condiciones de precariedad.

Lee más acerca de la ayuda humanitaria que ha recibido Venezuela aquí