Usted está aquí

Aseguramiento de Insumos de Salud Sexual y Reproductiva

Trabajando para que cada persona tenga la opción de elegir el método y el momento de tener hijos

La salud sexual y reproductiva es un derecho inalienable de toda persona. El UNFPA promueve el acceso a preservativos, anticonceptivos modernos, medicamentos y equipos para la planificación de la familia, los servicios de salud materna y la prevención del VIH y otras enfermedades e infecciones de transmisión sexual.

El aseguramiento de insumos de salud reproductiva es una cadena de procesos que necesita de planeación, adquisición estratégica de los insumos y atención técnica y operativa para la distribución y monitoreo permanente. Se debe lograr que haya continuidad en la oferta y no se presente desabastecimiento y que la distribución de los insumos llegue a las zonas más remotas, en especial a las rurales. Que el presupuesto proyectado contemple, no solo la adquisición de los insumos sino la logística que permita la implementación efectiva de la estrategia en el nivel local, y los insumos que se adquieran sean suficientes en cantidad y calidad, para abastecer con fluidez la demanda que existe. Con estos componentes básicos, unsistema de salud protege la inversión realizada.

Asegurar los insumos es una condición necesaria pero no suficiente para concretar los derechos reproductivos.

Desde la Conferencia Internacional de Población y Desarrollo de El Cairo, en 1994, todos los países de América Latina y el Caribe han realizado importantes avances en términos de garantizar el acceso de la población a la planificación familiar incluyendo los métodos anticonceptivos modernos. Todos los países de la región tienen políticas públicas y entregan métodos anticonceptivos modernos en forma gratuita a la población. 

El listado de métodos cubiertos se ha ampliado en forma progresiva y ello ha contribuido a expandir la prevalencia en el uso de métodos. Como resultado, a comienzos de 2020 la proporción de mujeres en edad fértil con necesidades insatisfechas de planificación familiar (uno de los objetivos transformadores del UNFPA) era de solo el 11% y la región se destaca entre aquellas donde parecía más probable que se alcance el objetivo de llevar ese indicador a cero en 2030.

Nuestro Desafío

Sin embargo, un conjunto de desafíos y amenazas perduran en la región en términos del acceso a los anticonceptivos: 

1. El acceso de las mujeres de la región de América Latina y el Caribe a los métodos anticonceptivos aún depende mucho de sus adquisiciones en farmacias a través del llamado "gasto de bolsillo". Aunque este se ha reducido, aún más de la  mitad de los métodos anticonceptivos utilizados son adquiridos a través de los ingresos de los hogares.

2. Las inversiones públicas para adquirir y entregar métodos anticonceptivos registran un comportamiento fluctuante. Mientras no se consigan inversiones sostenidas y progresivas no resultará posible extender la cobertura y acceso a los anticonceptivos.

3. Los precios a los que se venden los anticonceptivos son mayores en la región de América Latina y el Caribe en comparación con otras regiones. Los gobiernos aún enfrentan dificultades para concretar adquisiciones a precios asequibles.

A estos desafíos se sumó la crisis ocasionada por la pandemia de COVID-19 que restringió la cadena de suministros global, afectando el abastecimiento de los países, limitó la oferta de servicios de salud sexual y reproductiva, e incluso, en muchos casos hasta frenó la circulación de las personas afectando el acceso físico a las instalaciones. Además, impactó fuertemente los ingresos de los hogares, limitando los ingresos y también los gastos, incluso restringió las adquisiciones de anticonceptivos.

El resultado es que, un año después de declarada la pandemia, alrededor de 20 millones de mujeres descontinuaron el uso de métodos anticonceptivos en América Latina y el Caribe. Esto incrementó el indicador de Necesidades Insatisfechas de Anticonceptivos modernos a 17,7% registrando un retroceso de alrededor de 30 años en las conquistas obtenidas por los países de la región.

La Oportunidad

El UNFPA tiene la capacidad de brindar asesoría técnica a los gobiernos y otros socios en: 

1. Talleres de aseguramiento de insumos de salud sexual y reproductiva, basados en evidencias: son programas de alta gerencia en los que se analizan las lecciones aprendidas para asegurar la disponibilidad de los insumos de salud reproductiva. los participantes consiguen identificar oportunidades de innovación y mejoras, que se puedan adaptar a las condiciones de cada país.

 

2. Planes maestros de aseguramiento de insumos y medicamentos: planificación participativa con funcionarios de los ministerios de salud y otros actores involucrados,

para definir objetivos, metas, resultados esperados y actividades e indicadores de seguimiento a corto, mediano y largo plazo, estableciendo aquellos factores que pueden ser barreras en cualquiera de las etapas del proceso.

 

3. Programación de necesidades de insumos: incluye apoyo para seleccionar productos, calcular cantidades necesarias y presupuestar compras. Así como definir metas de cobertura y de resultados esperados.

 

4. Procesos de adquisición de insumos de salud sexual reproductiva: El UNFPA cuenta con una plataforma on line que facilita a los gobiernos la compra de insumos y equipamientos de calidad precalificada a precios muy competitivos. el UNFPA también ofrece a los países asistencia técnica para fortalecer los procesos de adquisición.

 

5. Fortalecimiento de los sistemas de información y logística: proveer las bases para el mejoramiento de los procesos de almacenamiento y distribución de los insumos; formular y monitorear el cumplimiento de criterios y estándares de buenas prácticas de

almacenamiento y distribución. capacitar a profesionales para el manejo idóneo de este proceso y desarrollar sistemas integrados que provean información de existencia de todos los insumos en toda la cadena y en todos los niveles.

 

6. Procesos de utilización y control: establecer los mecanismos necesarios para promover el uso racional de insumos de salud sexual; diseñar metodologías alternativas para la provisión y dispensación de insumos que respondan a necesidades de grupos específicos.

7. Fortalecer políticas regionales de insumos y medicamentos en salud sexual y reproductiva: convocamos a organismos supranacionales para realizar convenios en los procesos de adquisición, que permitan entre otras ventajas: mejores precios, acuerdos de largo plazo con fabricantes, especificaciones técnicas y controles de calidad compartidos por varios países que forman parte de los bloques regionales, en un marco que facilite los procesos y abarate costos.

Nuestra Estrategia

El UNFPA, como la agencia líder del sistema de Naciones Unidas en el aseguramiento de insumos de salud sexual y reproductiva, ha diseñado una Estrategia Global para el periodo del 2021-2030 llamada Supplies Partnership. Esta estrategia asume como prioridad lograr la sostenibilidad de los logros alcanzados en los paises mas rezagados, que han venido recibiendo apoyo directo del UNFPA tanto en donaciones de insumos como en actividades programáticas.

Las principales metas que se ha trazado el UNFPA para el aseguramiento de insumos de salud sexual y reproductiva en la región están direccionadas a optimizar la cantidad de países que disponen de personal entrenado en las diversas instancias que involucra la cadena de suministros y el fortalecimiento de los sistemas de información logística para lograr que los países cuenten con sistemas integrados que provean información de todos los insumos en toda la cadena y en todos los servicios en los que son utilizados.

Más Destacados:

Recursos de consulta y publicaciones:

Actualización: Mayo 2021.