Published on: 28/05/2015

Las mujeres necesitan servicios de salud sexual y reproductiva desde la adolescencia hasta el final de sus años reproductivos independiente de que tengan o no hijos; y, aquellas que dan a luz, necesitan servicios esenciales para proteger su salud y asegurar que sus recién nacidos sobrevivan. Las reducciones de muertes maternas y de infantes en los países en desarrollo durante la última década indican que el mayor empeño mundial y el aumento de los recursos dedicados a la maternidad segura y la supervivencia infantil están dando resultados.