Published on: 19/01/2015

Esta es la historia de las valientes mujeres, de la comunidad de Amak, situada en el corazón de Alto Wangki y Bocay, Nicaragua, quienes se han convertido en un ejemplo como sobrevivientes de violencia basada en género.